domingo, 30 de marzo de 2014

El amigo camboyano.


 

   Nos hablan de la crisis, los corruptos y los indultos, y lo hacen desde los televisores, los ordenadores y los teléfonos. Algunos son periodistas amantes del ruido por el ruido y otros, muy pocos de ellos, los que saben dar el golpe certero en el momento preciso. Nos narran historias que resultan algunas más desagradables que otras, y nos seducen con lugares distantes a nosotros, sin trasfondo y con opiniones muy livianas. Y en medio de esta marabunta, los hay incluso quienes nos preguntan sobre que tipo de información estamos dispuestos a pagar y yo afirmo al amigo camboyano que pago por una cena exquisita con buenas historias que escuchar.

sábado, 15 de marzo de 2014

La vida cotidiana.

“Your time is limited, so do not waste it living someone else´s life. Don´t let the noise of others´ opinions drown out your inner voice... have the courage to follow your heart and intuition”.   Steve Jobs  
 
    Todos los profesionales que tengo como referente se parecen, pero sobre sus planes a 5 años vista cada uno habla a su manera. No es que yo disponga de cantidad de planes pero si del conocimiento suficiente para hablar de conseguir objetivos. Así pues, tras estos meses de intensa reflexión y con la vocación para solucionar los quehaceres diarios con los que me enfrento, he concluido que con la existencia de un plan a 5 años se puede construir mejor todo lo que queda fuera de uno mismo. Con miedo olvido mis retos y todo queda vinculado a la satisfacción de lo inmediato. Tener un plan es hablar de cambios y estrategias a realizar junto a la toma de decisiones de las que somos responsables. Para mí, el proceso de decidir pasa instintivamente por limitar mis opciones y aceptar lo que es suficientemente bueno sin temer las consecuencias. Una vez tomada la decisión no la cuestiono mucho más. Nuestro tiempo es limitado como fascinantes son las posibilidades que ofrece nuesta vida cotidiana.